Cómo captar las miradas desde la zona de exposición de un comercio

Al entrar en cualquier establecimiento, encontramos lineales con productos y más productos para elegir. La oferta es muy amplia y todos los estímulos que se reciben en la tienda, están diseñados para que la atención del comprador se dirija directamente al producto.

Toda esta explosión de reclamos y mensajes, puede llegar a hacer que el cliente final, cree una especie de “muro sensorial” para aislarse de los estímulos. Traspasar este muro, para captar su mirada, es fundamental para alcanzar el objetivo y que se lleve a casa determinado producto. En este terreno, la importancia del packaging y los mensajes que transmite, es fundamental.

En este post, te traemos varios tips para que descubras cómo hacer que tus productos capten las miradas de los posibles compradores.

Los colores: impacto o sutileza

La selección de los colores es fundamental en el momento de llamar la atención de un potencial cliente. Al echar un vistazo a las estanterías de un comercio, lo normal es que haya diversos tonos pensados para que el ojo se detenga a mirar, pero este detalle, no siempre es positivo.

Algunos diseñadores utilizan colores excesivamente vivos o llamativos para su packaging, pensando que de este modo será más atractivo, pero para utilizar esta norma, es esencial tener en cuenta el tipo de producto que se está vendiendo. Si lo que se quiere transmitir es elegancia o sutileza, por ejemplo en un perfume, los tono suaves y perlados funcionarán mejor que colores más vivos.

Al ver el color suave, con acabado perlado, puede que los posibles compradores se detengan ante el producto, porque le transmite lo que está buscando. No se trata de llamar la atención por el color, en determinadas ocasiones, ciertas marcas se decantan por destacar a través del mensaje que nos transmite.

Una buena elección del color es, por tanto, fundamental para captar la atención del comprador y que  pueda percibir el producto, el primer paso para que el cliente final, se detenga a estudiarlo a fondo y valorar si finalmente realiza o no la compra.

Los materiales: el metal

El material en el que se realiza el packaging de un producto, es otro de los factores más destacados cuando se trata de completar un producto. Los materiales pueden proporcionar todo tipo de sensaciones en el cliente, que acabará escogiendo entre aquellos que, le parezcan ya más adecuados.

El packaging metálico suele utilizarse para productos de gama alta. Este tipo de packaging, indica al público objetivo que está ante un artículo en el que merece la pena invertir, un producto de calidad, que ofrece más y por el que estará dispuesto a pagar más.

La diferencia se puede dar en productos premium, como un perfume, pero también en artículos de gama media, como una caja de dulces. La opción que cuenta el envase metálico, nos permite obtener una mejor presentación para el producto y un envase que se podrá reutilizar tras su uso original.

Los productos con packaging metálico, se escogen especialmente cuando se busca un artículo para regalo. Al ofrecer una presentación más elegante, el resultado será más positivo, aunque el contenido sea idéntico al que se ofrece con otro tipo de embalaje.

Los acabados: efecto holográfico

Jugar con las imágenes en tres dimensiones, es otro de los detalles perfectos para atraer la atención de los clientes, y es que, resulta realmente complicado no fijarse en los efectos holográficos de nuestros envases lenticulares 3D.

La gran calidad de estos envases, se debe a la técnica lenticular desarrollada en exclusiva por nuestros profesionales, que hacen posibles envases llamativos, innovadores y totalmente diferentes, a los que les ofrecen un acabado premium capaz de satisfacer a los clientes finales más exigentes.

Estos envases logran una sensación de profundidad y de movimiento que se ve acentuada con la luz. A través de esta característica, se consigue que el ojo humano perciba imágenes que sobresalen del envase o que se está moviendo, una sensación que se multiplicará con el movimiento del producto. Por eso, muchas veces nos parece que este tipo de packaging cuentan con cierto poder hipnótico, pensado exclusivamente para captar la atención de los posibles compradores, en cualquier espacio.

Todas estas cualidades, hacen que nuestro packaging con efectos holográfico, se encuentre en nuestra oferta de acabados para productos de alta gama, como por ejemplo, las bebidas premium. Un producto, que exige una presentación a la altura de su calidad, convirtiendo el packaging en el acompañante perfecto para completar un producto que pertenece a un sector de consumidores muy exigentes, acostumbrados a apreciar los pequeños detalles.

Contacta con nuestros especialistas para encontrar el acabado que tus productos necesitan. Consigue ser el número uno en todos los lugares de exposición, atrae las miradas de tu público objetivo trabajando con Eurobox Envases. ¡Te esperamos!